Home > Blog > Cusco > Machupicchu > Cosas que no sabias de Machu Picchu

Cosas que no sabias de Machu Picchu

En la actualidad, según un reporte de la BBC, existe una familia que reclama las tierras de Machu Picchu. Roxana Abrill, en el año 2003, interpuso una demanda de “reivindicación de la propiedad contra el Estado peruano, para que le devuelvan el terreno”. Tres años después, hizo más amplio el reclamo, exigiendo la restitución de las ruinas mismas.

Los andenes o terrazas, son sin duda alguna, una estructura representativa del Imperio Inca, significaron para las técnicas agrícolas, un gran avance tecnológico para la cultura andina, con esto lograron generar microclimas en los diferentes niveles de las laderas de las montañas. Esta civilización logró ser autosostenible, gracias a que estas innovaciones sirvieron para alimentar a la población en general.

Hay ciertos detalles de los alrededores de la ciudadela que muchos turistas pasan por alto. Por ejemplo, a un costado de Machu Picchu, se erige una montaña que también puede ser visitada, se trata de Putucusi, o la montaña feliz. Es un poco difícil subir hasta la cima, y requiere una gran inversión de tiempo, pero una vez allí, la vista es magnífica. Para esta atracción natural no es necesario comprar boletos.

Desde las alturas de la ciudadela, con una perspectiva un poco compleja de notar, se puede divisar un rostro humano de perfil y boca arriba, esto gracias a la disposición de las montañas, muchos dicen que se puede observar un rostro Inca.

Otro detalle interesante, es que en la ciudadela existió un monolito (estructura de piedra de una sola pieza) en la Plaza Principal, el cual fue retirado en dos oportunidades, la primera vez para recibir la visita de los reyes de España y la segunda para algunos mandatarios de la Comunidad Andina d Naciones, la intención fue que sirviera de helipuerto. Tras su segunda movilización, este fue destruido y enterrado en las inmediaciones de la plaza en la cual se encontraba.

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Tambien te pueda interesar...

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *