Home > Blog > Cusco > Machupicchu > El nombre olvidado, Agustín Lizárraga – Machu Picchu

El nombre olvidado, Agustín Lizárraga – Machu Picchu

Muchos historiadores sugieren que Agustín Lizárraga, un agricultor peruano, llegó 9 años antes que Bingham a Machu Picchu. La llegada de él a la ciudadela inca, es una historia poco conocida, sin embargo, la intención de muchos cusqueños es dar a conocer este hecho. Tal parece que la tecnología y la suspicacia, le ofrecieron mayor crédito a Hiram Bingham.

Agustín, era un agricultor de clase media, que nació en Mollepata, Ayacucho. Al cumplir la mayoría de edad, él y su hermano, deciden salir de la tierra que los vio nacer, para evitar formar parte de las filas del ejército.

Con el pasar de los años, juntos logran establecerse en el valle de Aobamba (hacía el oeste de Machu Picchu y a 2800msnm), en donde se dedican a cultivar hortalizas y maíz. Gracias a este trabajo, años después, los hermanos Lizárraga, fueron reconocidos como los mejores agricultores de la zona, fama que le otorgó a Agustín el cargo de “Oficial de Camino”, nombramiento otorgado por el Ministerio de Transporte del Perú.

Esto no significó que Agustín se desligara del mundo de la agricultura, al contrario, realizaba ambas actividades. En el mundo de la agricultura, logra conocer a la familia Ochoa, dueños de unos terrenos aledaños a lo que hoy es Machu Picchu, trabaja para ellos en la hacienda “Collpani”, en donde tiene la oportunidad de arrendar unas tierras para ampliar sus cultivos.

Lizárraga junto a Toribio Richarte, Gabino Sánchez y Enrique Palma, trabajadores de la hacienda, el 14 de julio de 1902, con la intención de ampliar las zonas de cultivo, decide salir a explorar. Durante varias horas caminaron, por la inmensidad de la selva, abriéndose paso a través de la maleza con cuchillos… Unos muros de piedra les avisaron que se encontraban frente a una construcción incaica.

Al adentrarse y descubrir la importancia del lugar, Lizárraga decide dejar escrito, en una de las rocas del “Templo de las Tres Ventanas”, su apellido junto al año. Al año siguiente, Agustín, al darse cuenta que la ciudadela era perfecta para la siembra, manda a la familia Richarte a establecerse allí y trabajar las tierras.

Un año después, Lizárraga, la familia Ochoa y el peón Anacleto Álvarez, hacen su primer viaje turístico al santuario, es aquí en donde Álvarez decide establecerse junto a la familia Richarte, en las tierras incaicas.

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Tambien te pueda interesar...

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *